Comprendiendo España

Inicio » Sociología » Cómo definir el caciquismo

Cómo definir el caciquismo

Entradas recientes

Blog Stats

  • 34,541 hits

Muchas páginas se han escrito sobre el caciquismo y, sin embargo, es difícil encontrar una definición que resulte operativa a la hora de explicar la subsistencia actual del fenómeno. Yo mismo escribí en mi tesis doctoral 1.300 páginas sobre el tema y en ellas no se encuentra ni una sola definición clara sobre el objeto principal de mi estudio. ¡Qué despiste!

Posteriormente, en 2009, me vi obligado a elaborar una especie de definición, cuando el editor de la revista de ciencias sociales Aposta me lo puso como requisito para publicarme un artículo que había escrito sobre el caciquismo en la España actual. La verdad es que se lo agradezco, porque si no me lo hubiese “exigido” creo que nunca me hubiese puesto a la labor.

La cosa no era fácil; la definición debía servir para referirse al caciquismo clásico (el de la España de la Restauración, básicamente agraria), pero también para aplicarla a la España actual, una España en la que las actividades agrarias fueron pasando a un segundo plano (desde los años sesenta), siendo progresivamente reemplazadas (en unos lugares más rápido y en otros más lentamente) por una economía que giraba en torno al negocio inmobiliario.

Si no se podía articular una definición así de amplia no podíamos seguir utilizando el concepto Caciquismo para explicar la naturaleza actual del sistema político español. Y sin embargo, la fuerte subsistencia del caciquismo se nos colaba todos los días por la ventana y podíamos sentirla claramente. Era imposible no verla. Había, pues, que abrirle la puerta del entendimiento, había que aceptar su presencia, su existencia. Pero para aprehenderla, para llegar a entenderla, hacía falta elaborar una conceptualización que recogiera, de forma sintética, los rasgos esenciales del fenómeno caciquil. Todo lo que existe puede definirse.

Baltar

Rajoy y Fraga aplauden a Baltar en unos de sus improvisados conciertos. | Efe

Puesto a la tarea, y tras discutir el tema con otros colegas, he acabado pensando que el caciquismo es todo un sistema de organización social y política articulado verticalmente desde el ámbito local hasta el nacional, que se desarrolla históricamente en aquellos países en los que no se produjo o no culminó la revolución burguesa durante el siglo XIX y, por tanto, subsistió la semifeudalidad a nivel económico, social, político y cultural.

El factor central del fenómeno es la hegemonía de la gran propiedad semifeudal en la política y el mecanismo del Estado. El caciquismo se encuentra en la base de su poder y es la expresión política del dominio económico de unas oligarquías lideradas por los grandes propietarios del suelo, ya sea rústico (actividades agrarias) o urbano (actividades inmobiliarias).

No está representado sólo por los caciques propiamente dichos, sino que comprende una larga jerarquía de funcionarios, intermediarios y agentes, que conforman estrechas redes mediante las cuales los sistemas de autoridad estatal se engarzan con los  sistemas de autoridad social que se desarrollan en la base de las comunidades. Estas redes complejas, capaces de bordear la legalidad, tienden a controlar las instituciones y las formas de organización política, social, cultural y, en general, todos los aspectos relevantes de las comunidades, rurales o urbanas.

El caciquismo surgirá históricamente vinculado a sistemas políticos parlamentarios (monarquías o repúblicas), lastrando el desarrollo de las instituciones liberales. En aquellos países en los que la crisis del sistema parlamentario llevó a la instauración, en un determinado momento, de regímenes dictatoriales de carácter fascista, el caciquismo tenderá a subsistir, amoldándose a las nuevas estructuras de dominación política e impregnando las nuevas formas estatales de todos los elementos estructurales que son consustanciales al sistema caciquil.

[Esta definición está incluida en el artículo “El caciquismo en la España reciente. El caso de Castilla y León”, publicado en la revista Aposta, nº 43, octubre-noviembre-diciembre de 2009]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Oficios de cine

Másteres y cursos intensivos de cine

laRepublica.es

2006 -2016 Aniversario

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: