Comprendiendo España

Inicio » Sociología » Suicidio

Suicidio

Entradas recientes

Blog Stats

  • 34,541 hits

No aguantó más y se arrojó al vacío desde un cuarto piso. Murió en Córdoba. Francisco José Lema Bretón, de 36 años, casado y con una hija de ocho años. Acababa de recibir una carta donde le comunicaban que todavía debía 22.000 euros. Fran había entregado su casa de Villafranca, una casa que había construido él mismo, con la ayuda de su padre, porque ambos eran obreros de la construcción. Para hacerla se tuvo que hipotecar; y la hipoteca acabó con su vida. Fran estaba en paro, como el 33,39% de la población activa de la provincia de Córdoba; como el 36,87% de la andaluza; como el 27,16% de la española. Era, por tanto, uno más de los 6.202.700 parados que había en España en el primer trimestre de 2013 (según la EPA). Bueno, uno menos.

Su caso es dramático, pero no excepcional. En el Congreso Nacional de Psiquiatría, que tuvo lugar en Bilbao en septiembre de 2012, se puso de manifiesto que la crisis económica estaba ocasionando serios problemas en la salud mental de muchos ciudadanos, siendo la principal causa de los suicidios que se producen en España. Y el suicidio es ya —superando a los accidentes de tráfico— la principal causa de muerte violenta en el país. Es difícil obtener cifras exactas, pero existen estimaciones que apuntan a que los problemas económicos están detrás del 32% de los casos. Fran Lema Bretón también es aquí uno más.

¿Cómo es posible que el país se haya hundido -o suicidado- de esta forma en tan poco tiempo? No hace tantos años —a finales de 2006— que podían leerse en la prensa internacional artículos como éste:

Abran el cava. La economía española ruge con fuerza

El panorama en las carreteras española de entrada y salida de Madrid tienen un decorado muy parecido: grúas, excavadoras, aplanadoras y maquinarias pesadas. Tal escenario es reflejo de la extraordinaria transformación que ha convertido a lo que era un país relativamente pobre hace unas cuantas décadas, en una potencia económica. Pero para España aún están por llegar tiempos más dulces. Tres décadas después de que la muerte del general Francisco Franco sumiera al país en una jungla política y económica, España se encuentra a punto de sobrepasar en la estadística de ingreso per cápita a Italia, un país vecino que siempre miró a los españoles como sus primos pobres. Los síntomas del éxito español se ven por todas partes: en la belleza e imponencia de su nueva terminal aérea en Madrid, en la estatura internacional de arquitectos como Santiago Calatrava y Rafael Moneo, en la interminable vida nocturna y cultural y, por supuesto, en los indicadores económicos, que marcan un crecimiento récord de España y el desempleo más bajo en una generación. «Son buenos tiempos para ser español», señala José Manuel Campa, profesor de economía y finanzas en la escuela empresarial IESE, en Madrid. «España siempre ha tenido a gente excepcional, pero siempre hubo una percepción de que llegaron lejos pese a ser españoles. Ahora tenemos un panorama en el que, sobre todo entre la generación más joven, el mundo es de ellos».

7G1C0282.jpg

¿Qué pudo haber pasado para que aquellas perspectivas optimistas e ilusionantes se vinieran abajo en tan poco tiempo? ¿Qué es lo que brillantes profesores de afamadas escuelas internacionales de negocios —como José Manuel Campa, cuyos “certeros análisis” lo catapultaron nada menos que hasta la Secretaría de Estado de Economía en el gobierno del Partido Popular—eran incapaces de comprender de la economía española? En definitiva, ¿qué fue lo que falló en España?

En 2007 llegó la crisis del capitalismo internacional; es cierto. Comenzó en Estados Unidos, con la crisis de las hipotecas subprime, y rápidamente se extendió a Europa, donde golpeó con gran virulencia. Pero no golpeó a todos con la misma fuerza ni del mismo modo. Con España se cebó especialmente, pese a que gurús de la talla de José Luis Rodríguez Zapatero, a la sazón Presidente del Gobierno, pronosticaron —haciendo gala de su popular optimismo— que “España no se verá afectada por los efectos de la crisis de las hipotecas de Estados Unidos” al contar nuestro país con “una fortaleza económica evidente y con una solidez de sus instituciones financieras muy notable”.

subprime-mortgages

Poco después de estas declaraciones, buena parte del sistema financiero español se colapsó, particularmente el que representaban las cajas de ahorros, que concentraban aproximadamente la mitad de los depósitos bancarios del país. Miles de personas de las clases populares se vieron tristemente afectadas, al verse atrapadas por engaños como el de las “participaciones preferentes”, con las que se han  volatilizado parte de sus ahorros. Pero millones más se vieron afectadas, al paralizarse casi por completo —cuando se cerró el grifo de la financiación para promotores y para compradores— el principal sector que había tirado de la economía española durante décadas: la construcción, de la que dependía, directa o indirectamente, casi el 40% del PIB. Y con la parálisis de la construcción y toda la economía circundante, se fueron paralizando los demás sectores y las cifras del desempleo iniciaron un alucinante ascenso que las llevó desde el 9,3% de marzo de 2008 hasta el 27,16% del mismo mes de 2013.

El paro se ceba especialmente con los jóvenes: el 57,22% —casi un millón de ellos— no encuentran trabajo. Muchos van perdiendo la esperanza de encontrarlo. Los que pueden comienzan a abandonar el país, como en los viejos tiempos. El elevado nivel de endeudamiento en que se había sustentado la burbuja inmobiliaria española comienza a pasar su fatídica factura a miles y miles de familias que han caído víctimas del desempleo. El número de los que son desahuciados de las casas en las que habitaban por no poder hacer frente a sus hipotecas o alquileres crece día a día sin que nadie haga nada para impedirlo.

Desahucio

Si la crisis del capitalismo es internacional, ¿por qué golpea de forma tan desigual a unos y otros países? El porcentaje de paro de Austria es del 4,8%; el de Alemania, del 5,4%; y el de Países Bajos, del 6,2%. Por el contrario, Grecia y España superan el 26%. ¿Por qué?

Sabemos que la economía española era particularmente débil, al haberse sustentado principalmente en la construcción y la especulación inmobiliaria en lugar de hacerlo sobre una sólida industria, como hizo, por ejemplo, Alemania. Pero ¿por qué se vio el país abocado a un tipo de desarrollo tan débil y precario si hasta un escolar —exceptuando a los brillantes profesores de afamadas escuelas internacionales de negocios— podían comprender que un modelo económico de ese tipo no podía sino derrumbarse ante las primeras sacudidas de la crisis económica internacional? Dijeron que nuestra industria —tardía y burocráticamente levantada, en buena medida, desde los años sesenta— estaba obsoleta y no era competitiva. Y nos preguntamos ¿por qué? ¿Por qué no era competitiva nuestra industria, hasta el punto de tuvimos que sacrificar buena parte de ella en diversas fases de una Reconversión que obligó a desviar muchos más recursos productivos al funesto ladrillo?

burbuja_inmobiliaria

Años antes del estallido de la crisis internacional que provocó el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, ya había investigadores que —a contracorriente— planteaban que el país presentaba una serie de problemas estructurales y que estos problemas estructurales sólo se podían explicar si se indagaba científicamente en su proceso histórico, particularmente el que tuvo lugar desde el siglo XIX. Como simples escolares, sabían que el milagro económico español no era sino un espejismo que se iba a desvanecer tarde o temprano, y se pusieron a la tarea de intentar comprender este complejo país. Un país que tenía una dimensión semifeudal y una dimensión capitalista; una dimensión imperialista y una dimensión semicolonial. Un país que tuvo que sufrir una dramática —y a la vez heroica— guerra civil, que se resolvió con el triunfo de la más retrógrada y reaccionaria oligarquía. Los negocios de esta oligarquía, en la que juegan un papel fundamental los grandes propietarios del suelo rústico y urbano, experimentan, a partir de los años sesenta, una progresiva transformación desde las actividades agrarias a las inmobiliarias. El modelo urbanístico que se desarrolla se caracteriza por un crecimiento sin límite ni orden y, en gran parte, amparado en la normativa legal. La última etapa (1997-2008) fue la de mayor amplitud: sólo en la costa se construyó la cuarta parte de lo edificado en todo el país en los 2.000 años anteriores.

Nada de esto hubiese sido posible sin la subsistencia de un caciquismo, de viejo o nuevo cuño, siempre abierto a todo tipo de prácticas corruptas, lo que facilita, además, las condiciones para que las más diversas mafias internacionales puedan establecer sus bases en España. Una economía especulativa urbano-turística genera grandes ventajas legales y políticas para el blanqueo de dinero, y son muchos los que acuden a la fiesta.

Pero en 2008 todo comienza a derrumbarse aceleradamente. El país queda económicamente postrado y se convierte en una presa fácil para las grandes empresas extranjeras, que se van apropiando poco a poco de los negocios más lucrativos, del suelo y del subsuelo. El país que soñó con llegar a ser séptima potencia se ve al fin convertido en una especie de protectorado subordinado a poderosas instituciones internacionales, con un gobierno títere que ejecuta la política que le dictan desde Berlín. En febrero de 2013 Francisco José Lema Bretón, parado de la construcción, no aguantó más y se arrojó al vacío desde un cuarto piso. Murió en Córdoba.

[Extraído del prólogo que redacté para la obra colectiva “Terraenientes, caciques y mafiosos. Claves para entender la España contemporánea”, Ed. Dictus Publising, 2013]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Oficios de cine

Másteres y cursos intensivos de cine

laRepublica.es

2006 -2016 Aniversario

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: